Tratamiento del aire

En numerosos procesos de fabricación y edificios públicos pueden surgir olores y gases desagradables. Estos se convierten rápidamente en una molestia para trabajadores y residentes. Bajo el uso de lámparas UV especiales se puede depurar por ejemplo el aire en salas de espera o en las extracciones de aire en plantas industriales en cuestión de segundos. Con esto son neutralizados los malos olores y eliminados al mismo tiempo los gérmenes.


 

Extracción de aire en cocinas

Todos los procesos de cocción y con freidoras causan vapores y conllevan a la formación de sedimentos grasosos y olores indeseables en los canales de extracción. Estos residuos representan un gran riesgo de incendio y requieren de medidas de seguridad contra incendios adecuadas. Con ayuda de lámparas UVC de baja presión que producen ozono se reducen de manera significante los sedimentos grasosos. Gracias a la oxidación UV se lleva a cabo la quema de grasas en frío y con ello una disminución del riesgo de incendio. Además los esfuerzos de limpieza se vuelven menores y a su vez se prolongan los intervalos de mantenimiento.

Source: Henatherm


 

Acondicionadores de aire

Para evitar la propagación de los gérmenes patógenos, se recomienda el uso de un equipo de esterilización UV. Ya sea en los edificios de producción, en grandes concentraciones de personas o en ganaderías, la desinfección UV contribuye a la conservación de la salud de todos los seres vivientes. Las lámparas UVC de baja presión desinfectan el aire de los alrededores o esterilizan el agua en los equipos humificadores o depuradores de aire.

Source: G.L.A.


 

Extracción de aire en vertederos

Un gran desafío en el área de depuración de canales de extracción está representado por los vertederos. Los gases ahí formados hacen necesaria la indeseable eliminación de olores dentro y alrededor del lugar. Con ayuda de lámparas UVC de baja presión diseñadas explícitamente para esto, se pueden eliminar también estos olores casi sin residuos. El tratamiento UVC del aire contribuye así a la protección de la población y el medio ambiente.